Artículos y Noticias Literarias

02 de febrero - Cuarteto para cuerdas en mi bemol mayor

02.02.2020 11:10

Cuarteto para cuerdas en mi bemol mayor

1: Adagio ma non troppo

Fanny Mendelssohn (1805 -1847)

 

www.youtube.com/watch?v=TeTfnKyOfWs

 

    Cuando Fanny Mendelssohn tenía catorce años aprendió de memoria los cuartenta y ocho preludios y fugas de J.S. Bach y los interpretó en el cumpleaños de su padre. 

    El señor Mendelssohn quedó impresionado, incluso encantado, al ver aquel tremendo alarde de memoria y de habilidad técnica. Pero lo que respondío a su superdotada hija fue más o menos esto: "Muy bonito, querida, pero deja la música para los chicos"

    Exceptuando a algunas osadas pioneras, el papel de las mujeres en la historia de la música clásica se reduce prácticamente a eso hasta finales del siglo XX: las mujeres con taleton se sienten impulsadas a expresarse mediante la música, pero el patriarcado las reprime y les prohíbe que compongan salvo en su casa.

    Lo que enfurece en este caso es que Fanny vivía en un medio musicalmente propicio, al menos en teoría. Félix era muy consciente del éxito de su hermana: intercambiaban las obras que componían y el muchacho la adoraba. Sin embargo, incluso él le impidió que publicara sus composiciones. (Parece que creyó que le hacía un favor publicándolas con el nombre de él o firmándolas simplemente "F. Mendelssohn", lo cual siginifica que parte de la música que se ha venido atribuyendo a Félix fue escrita realmente por Fanny. Incluso la Reina Victoria, cuando le preguntaron qué obra de Félix prefería, mencionó una canción de Fanny)

    Cuando Félix se fue de gira por Europa, Fanny se quedó en casa y se casó. Por suerte, su marido, el pintor Wilhelm Hensel, estimuló su vocación y todos los días le daba papel pautado antes de dirigirse a su estudio. Seguramente Fanny no creyó que su música fuese a oirse nunca fuera de las paredes de su casa. Compuso 450 piezas, casi todas miniaturas, pero la que aquí presentamos es una obra de gran envergadura; y no es la única.

 

Comentarios:

No se encontraron comentarios.
 

© 2018 Todos los derechos reservados. Ross Goose

Creado con Webnode