Artículos y Noticias Literarias

Devoción

26.09.2018 12:24

    Con la excusa de narrarnos la vida de una patinadora estona (que apenas ocupa 50 páginas de la narración), Patti Smith nos mete de lleno en el viaje, y las sensaciones que éste les causó, que llevó a cabo, junto con su hermana, por París, en 1968, y que tuvo una duración de nueve meses, en los cuales, ambas, se dedicaban a las performances callejeras y a pasearse por los cafés y hoteles de los intelectuales, así como seguir la pista de las musas y musos que inspiraban en esa época a la icónica poeta y cantante punk.

 

GOOSEOPINIÓN

    Algo totalmente distinto a lo que nos tiene acostumbrados Patti Smith. Si bien su último libro "M. Train" era unas memorias, en este que tenemos entre manos lo confortan tres partes ampliamente diferenciadas, aunque entremezcladas entre sí.

    Nos encontramos con un prólogo (extenso) sustancial, que a priori nos indica lo que nos vamos a encontrar en las páginas centrales, que no viene a ser más que un relato que comenzó a escribir en 1969 mientras paseaba y vivía la "dolce vita" de la mano de su hermana por el París de Camus, con el que se reencuentra en el epílogo final que nos viene a decir lo que para ella es devoción, manifestada de cualquier manera en todas las facetas que esta autora, literaria, musical, poeta, filósofa en algunos momentos, toca.

    Intercala el texto, de la narración de su viaje por París, con fotos reales en blanco y negro para matizar aquello que nos está narrando, con sus momentos caóticos y sus momentos indescriptibles de inspiración que ya nos ha mostrado en tantas de sus letras (tanto de canciones como dentro de sus memorias).

    Su protagonista es una mezcla perfecta entre la personalidad devota y el pelo recio de Simone Weil (a la que admira Patti Smithpor encima de todo, y siempre vuelve a ella en sus estancias en la capital francesa), y la tenacidad de una patinadora rusa que ve una noche en la televisión francesa (relato que intercala con sus nostalgias de aquella época)

    El tono pesimista del relato es una mezcla de la nostalgia por la vejez y por tener esa fe inquebrantable que le inocularon sus padres; fe que abandonó a los doce años porque, como expresa en la canción Gloria, "Jesús murió por los pecados de alguien, pero no por los míos".

    Y hasta aquí lo mejor que puedes sacar del libro, porque, desgraciadamente, "Devoción" es, a mi entender, una historia mediocre en relación a la calidad de sus referentes y al maravilloso prólogo que la precede, en el que parece que de nuevo Patti Smith se va a entregar en cuerpo y alma a la pasión de la escritura por medio de sus vivencias reales.

    Esperas más de esa Patti Smith que se muestra poética en sus quehaceres de la vida cotidiana que nos narraba en "M. Train",  pero te encuentras con una Patti Smith desganada desgranando una historia perturbadora pero superficial sobre el caprichoso destino, la posesión romántica y las raíces familiares.

VALORACIÓN: 07/10

Comentarios

No se encontraron comentarios.
 

© 2018 Todos los derechos reservados. Ross Goose

Creado con Webnode