Artículos y Noticias Literarias

Diario de un vampiro en pijama

26.09.2018 12:35

 

    Resulta que eres un tipo con suerte, tienes un grupo musical desde hace más de 20 años bastante famoso en tu país y fuera de sus confines; estás a punto de estrenar la película del libro que has escrito, te ha hecho renombrado escritor por todo el mundo y te han traducido a casi todos los idiomas; estás acompañado de la mujer que mas amas en todo el momento; has consegido casi superar (si se llega a superar en algún momento) la muerte de tu madre, pero mantienes una excelente relación con el resto de tu familia... y caes enfermo.

    Resulta que no es cansancio o agotamiento por todo lo vivido los últimos años, no, resulta que es una enfermedad que te puede matar. Tienes un 50% de probabilidades de salir vivo de esta. ¿Y qué haces? Luchas. Luchas con todas tus ganas, porque sabes que aunque la espada de Damocles te apunta insistentemente, esa batalla no le vas a dejar ganar. Por mucho que tus fuerzas flaquean. Por muy pocas garantías que te den de salir inmune de esta batalla.

    Tú eres mas fuerte. Tú eres Mathias Malzieu, y a Mathias no se le vence así como así.

    Y te ríes de ti, y te ríes de todo lo que has escrito como ficción anteriormente sintiendo en tus propias carnes como caes desde el trapecio como Tom "Hematoma"... Con tu máxima por bandera "J'aime trop la vie pour accepter l'idée de la mort" (amo demasiado la vida como para aceptar la idea de la muerte)

    El libro más personal (sin tener en cuenta "La alargada sombra del amor") en el cual Mathias se desnuda literalmente para contarnos el día a día en primera persona de cómo tuvo que afrontar, de la noche a la mañana el diagnóstico de una extraña leucemia que le intentó tener retenido en hospitales y habitaciones de aislamiento durante 15 meses, que le ha valido el premio Essai France Télévisions.

 

GOOSEOPINIÓN

    Me va a costar ser objetiva en esta reseña, pero mucho. No por el hecho de saber qué se siente en tu propio pellejo el que te digan que igual no sales de ésta, si no por el hecho de que desconocía la literatura de Mathias Malzieu hasta que "Diario de un vampiro en pijama" cayó en forma de regalo en mis manos.

    Reconozco que no he leído nada anterior a éste, si bien conocía "La mecánica del corazón", pero en su momento (o mejor podríamos decir, en mi momento) no pensé que podía ser un libro para mí (y todos sus condicionantes decían lo contrario, portada de Benjamin Lacombe…, destacado como "literatura timburtoniana"…) pero no, no acababa yo de verme leyendo un libro que daba la impresión de ser para adolescentes. ¡¡Y cómo me alegro de ello!!

    Leer "Diario de un vampiro en pijama", descubrir a la persona antes que al personaje me ha llevado a idolatrar totalmente a Mathias Malzieu, y a devorar, en menos de una semana tres de sus maravillosas obras de arte.

    Porque este hombre no escribe literatura, escribe arte, una prosa que se traduce en poesía, en delicatesen para los oídos si lo lees en voz alta, y eso sin tener en cuenta que lo leo traducido, por lo que, imagino que leerlo en su francés original debe ser cuanto menos un orgasmo para todos los sentidos.

    Incluso cuando relata cómo tiene que estar aislado de todo lo que le rodea durante más de cinco semanas (contacto físico incluido) a causa de que su organismo no produce los suficientes glóbulos para mantener su menudo cuerpo con vida. De cómo se convierte en un vampiro, literal (transfusiones completas de sangre a diario) en pijama todo el día en el hospital.

    De ello va este libro, sus pensamientos y su forma de ver la vida durante el proceso que va desde que le diagnostican la enfermedad hasta el momento en el que abandona el hospital y puede hacer frente a su nueva vida (porque le dotan de una nueva vida, una nueva médula ósea de un donante anónimo que a bien tuvo de donar el cordón umbilical para futuros menesteres, células de bebé que le hacen nacer de nuevo).

    Durante toda la lectura, nos encontramos ante un principito que no es que desee regresar a su asteroide, si no que no quiere abandonarlo.

    Acompañado siempre del alter ego de la muerte, en este caso de su particular Damocles, nos desentraña todos sus sueños, sus deseos, sus anhelos, (que el personaje aquí desarrollado como la parca le hace sentir que pierde en todo momento) nos lleva a dimensiones que solo alguien con unas enormes ganas de vivir y seguir descubriendo el mundo, y sobre todo creando fantasía para toda la gente que ama (que por suerte somos muchos), puede alcanzar.

    Es increíble cómo pleitea con la muerte (cual jugada de tablero de ajedrez en la aclamada película "El séptimo sello") como se crea su propio personaje de la muerte, para convencerse a sí mismo que le va a vencer.

    Le planta cara a la muerte, y eso le salva de no caer en la desesperación.

    Nos relata cómo aun sabiendo de su inminente peligro sigue adelante con sus proyectos laborales (incluso llegándose a negar la gravedad de la enfermedad), cómo hasta el último momento no le pone nombre a lo que está viviendo de cara a sus parientes y personas más allegadas (a fin de protegerles de un terrible posible final)

    Con un optimismo ilógico de cara a los médicos, (¡se atreve ir a la consulta en skate!) vive el día a día sacando y quedándose solamente con lo mejor de cada situación (aun perdiendo su penacho pelirrojo), conociendo a todos y cada uno de los personajes que pasan por su habitación, no deja de seguir y fabulando con ellos (con todos tiene momentos de creación de personajes... son sus acompañantes en esta fábula de la maravillosa historia del renacer de Mathias)

    Mathias Malzieu es un tipo grande, no solo porque nos lleva más allá de los sueños con sus ensoñaciones en todos y cada uno de sus libros, si no que con la escritura de este último nos está demostrando y desentrañando uno a uno sus personajes de otras lecturas y nos invita a reflexionar el cómo nos tomamos las duras decisiones que tenemos que afrontar en nuestra vida, eso que tan de moda está y tanto nos cuesta creer y hacernos a la idea, que con una sonrisa, con el optimismo se puede ganar, aunque solo sea en un 20%, a cualquier enfermedad o afrenta que se nos ponga por delante.

    Gracias Mathias, por el diario, por la música, por ti en general.

    Si aún no has leído nada de él y quieres descubrirle, antes que ningún otro, yo recomendaría leer este "Diario de un vampiro en pijama" porque vas a entender de otra manera totalmente distinta el universo de Malzieu, ese universo, del cual, como yo, ya no querrás salir. Ese universo mágico, que Mathias ha creado, para él y para nosotros (no deja de ser un niño grande, y más ahora después de tener dos fechas de cumpleaños) y ya no quiere abandonar.

VALORACIÓN: 10/10

Comentarios

No se encontraron comentarios.
 

© 2018 Todos los derechos reservados. Ross Goose

Creado con Webnode