Artículos y Noticias Literarias

La lista de cumpleaños.

10.02.2018 19:03

    El día 13 es mi cumpleaños (aunque sea el número de la mala suerte) y siempre, después de Reyes, aunque falte aún muchos meses hago una lista con todo lo que quiero que me regalen. Este año me han retado a pedir cosas no materiales, y ¿pensaban que no iba a completar mi lista? ¡Han salido un montón de ideas! Pero no espero que me regalen todo lo que pido... porque los regalos no se hacen por obligación, se hacen porque uno quiere. Si no, no tiene gracia.

    ¿Realmente conseguirá todos los regalos que ha apuntado en su lista?

    A la autora Anna Manso le encanta hacer lista ¡de todo!: de cumpleaños, de canciones favoritas, de nombres raros de perro... o su preferida (que también es la mía): libros que se ha leído.

 

GOOSEOPINIÓN

    Jo! Cómo mola hacer lista de regalos y que se materialicen, ¿verdad?

    ¿Qué pasa cuando los regalos que piden no se pueden ni encargar, ni comprar en una tienda y aún así los recibes? ¡Pues que mola mucho más!

    ¿No sería guay pedir un...!dinosaurio! por ejemplo, y que tus titos o tus papis consiguieran que lo tuvieras?

    De una manera súper original hacer ver a los niños que para los padres no hay imposible que valga, que todo lo que ellos deseen lo pueden "casi tener", sólo hay que tener un poquito de confianza.

    Con lo complicado que puede llegar hacerles entender este tema es un libro muy ameno y divertido que casi sin que te des cuenta te lo has terminado de leer.

    Un libro para hacernos entender que la felicidad no tiene por qué estar en las cosas materiales.

    Una buena idea para empezar a enseñarles a los más pequeños de la casa que no todo lo que da felicidad necesariamente hay que comprarlo con dinero. Creo que los niños que lean este libro se pueden llegar a dar cuenta de que es mucho más importante tener un abrazo, o tiempo para compartir con su familia que conseguir el último modelo de videoconsola.

    Que no es más feliz quien más tiene, sino quien menos necesita. Una lección de humildad incluso para los adultos, para que reflexionen en los anhelos que tenían cuando eran críos y que aún no han cumplido todavía por miedo o vergüenza.

    Hay que sacar al niño que todos llevamos dentro y darnos esos caprichos con los que siempre hemos soñado... y si nos los proporcionan gente que queremos... ¡pues muchísimo mejor!

    ¿O es que con 42 años nos vamos a preocupar si viene tu madre a reprenderte por estar saltando en los charcos?

VALORACIÓN: 10/10

 

Comentarios

No se encontraron comentarios.
 

© 2018 Todos los derechos reservados. Ross Goose

Creado con Webnode