Artículos y Noticias Literarias

Presentación de "Una sirena en París"

07.02.2020 13:30

 

Esta vez, Mathias Malzieu ha ido más allá de escribir una fantástica novela y ha querido jugar a ser George Meliés; ya nos lo había advertido la última vez que charlamos con él, que estaba inmerso en un proyecto del cual iba a surgir una nueva novela, guionizada y llevada a la gran pantalla, a la vez que se iba a publicar e iba a contar con la banda sonora compuesta e interpretada por el propio Mathias. Este es el resultado, el próximo 11 de marzo de 2020, los cines franceses podrán disfrutar de la maravillosa película "Una sirena en París" dirigida, escrita y casi, casi interpretada por Mathias Malzieu.

Este es el trailer y el encuentro que nos propició el autor para hablar del proceso de creación y de como unió la historia en la que está basada que acaba de publicarse en España de la mano de Reservoir Books.

www.youtube.com/watch?v=8BP71QwUZjI

 

    Después de ver el trailer junto al autor, éste nos lanza una pregunta: ¿Habéis encontrado el libro en el trailer?

    El trailer despliega mágia, de la misma manera que al abrir el "libro de los sorpreseros" la magia envuelve a todos los personajes. Ha escrito el libro, el guión de la película y la banda sonora al mismo tiempo, de forma que cuando Gaspard, el personaje principal, está dentro del Flowerburguer interpretando sus canciones, Mathias Malzieu está a la vez interpretándolas con su ukelele y plasmando la letra en la novela.

    Ha sido muy dificil durante los tres años y medio que ha tardado en poner en escena todo el imaginario de "Una sirena en París" orquestar todo lo que él creía que iba a ser un "simple trabajo estimulante".

    Siguiendo su idea de hacer las tres cosas a la vez, ha tenido opción de crear un universo completo; escribir los personajes para el libro, toda su psicología, como le iba dando forma e ideas a cual era el ritmo que tenía que seguir para componer las canciones de la banda sonora. Realmente le ha servido como un gran estimulante ejercicio de creatividad.

    En este punto nos aclara que artísticamente sí que ha sido estimulante; la forma de crear este nuevo proceso ha sido de forma arborescente; se iban iluminando vínculos, se le iban abriendo caminos y eso le servía para comunicar de forma global las historias, emociones e intrigas que surgían al mismo tiempo. Pero, mientras que este proceso ha sido muy productivo, y que el trabajo en sí ha sido muy estimulante, llevar todos esos procesos a cabo, logísticamente ha sido devastador. La idea inicial era que todo el mundo iba a estar en el mismo barco, todos dentro de una gran casa flotante que iba a ser el Flowerburguer; pero lo que realmente ha sido, y ha supuesto para todos, han sido tres barcos diferentes: la editorial, la productora de la película y los productores del disco. Sin embargo, y repite hasta la saciedad, que el nivel de creatividad al que han llegado conjuntando a la vez todas las narraciones (la escrita, la visual y la auditiva) a nivel de magia ha sido de tal magnificencia, que el propio autor ha terminado convirtiendose en su propio sorpresivo (para saber a lo que se refiere con este término, no os va a quedar otro remedio que leer la novela o ver la película)

    Abundan los personajes teatrales; están los personajes antagónicos; Camille y Gaspard, que ambos sufren porque han sido víctimas de una gran pérdida personal, pero ambos aforntan el duelo de distinta manera; mientras que uno quiere terminar con todo, el otro se aferra a los recuerdos.... hay mucho dolor, pero hay muchas ganas de sanar ese dolor. Este es el verdadero inicio de la historia. El personaje principal sufre por dolor, pero arriesga otra vez su corazón para sanar esa situación, sí, es una historia de duelos.

    Cuando propuso lanzarse a la aventura de contar las tres historias a la par, fue todo un reto para él, y elaboró una detallada forma de actuar para que todo encajara tal y como estaba ideado en su mente.

    Nos habla del poder del sonido de las palabras, de como se relee en voz alta, como se graba esa lectura, para luego volver a escucharse, sobre todo en algunos pasajes.... Habla de la poesía que encierra la crecida del Sena en París (uno de los vínculos necesarios para el desarrollo de la historia); porque París es en sí mismo un personaje más del relato; sin esa crecida, no habría historia. París es el narrador omnisciente, es un personaje completo dentro de la narración. Mathias tenía claro que los personajes iban a ser una sirena y un ser humano, pero le faltaba el enclave donde desarrollar la historia. Y surgió la crecia del río .... describe París como una historia verdadera recreada en las historias de Miyazaki, un París monstruoso, con coches que flotan, con "peces gato" enormes que aparecen de la nada a través de las ventanillas abiertas de esos coches flotantes .... Es un realismo mágico, que encuadra perfectamente con la narración visual que él tiene en ese momento de París en mitad de un desbordamiento fluvial. Y con ello, la aparición mágica y peligrosa de la sirena ... pero dentro de un transfondo tan real como fue la noticia del desbordamiento del Sena en 2016.

    Juega con los sonidos, como buen músico que es, y les dota del realismo que quiere transmitir; los sonidos de los patines por el metro, la sonoridad dentro del agua, tan distinta a la que puede tener una sirena cuando está en la superficie.... para Lula, estos sonidos deben estar distorsionados, deben ser sonidos agresivos .... siempre tiene en la cabeza el sonido y la imagen... sobre todo ahora, que tiene que mezclar realidad con algo sobrenatural. Cree que si añadimos realidad a lo irreal, al final todo fluye y se convierte en algo borroso. Así tiene que ser las sensaciones que debe transmitir la sirena.

    Se ha implicado tanto en la elaboración absoluta de todos y cada uno de los detalles, que era incomprensible no preguntarle por el casting elegido para la película, si ha sido un casting escogido al azar o realmente, aprovechando que iba trazando los personajes los iba creando para algún actor en particular:

    La respuesta, por supuesto, no deja de ser delatora. Claro que cada personaje, según su creación era inspirado en actores reales, de los cuales alguno finalmente no han podido aparecer. Sin ir más lejos, el personaje de Rossy, está creado a raiz de la admiración que este pequeño Georges Meliés siente por Rossy de Palma en sus actuaciones dentro de las películas de Pedro Almodóvar. Incluso el nombre está escogido con este fin. Por supuesto, que la española respondió que sí a la participación en el film (hay que recordar que Rossy de Palma ya colaboró con Mathias Malzieu en su debut cinematográfico "la mecanica del corazón" , dirigida por Luc Bensom, doblando uno de los personajes femeninos que acompañan a Jack).

    Nos cuenta también que no todos los personajes iniciales han podido ser interpretados; Lula iba a ser Clemece Posey (famosa actriz francesa que interpretaba a Fleur Delacour en la saga "Harry Potter") pero compromisos familiares le imposibilitaron el poder rodar y según iban avanzando en la ejecución de los tiempos marcados, no había manera de retrasar el rodaje.

    No todo ha sido fácil en el rodaje de "Una sirena en París"; mientras que a la hora de escribir te puedes permitir todas las licencias poéticas que tienen cabida en tu imaginación, en el momento de ejecutarlas dentro del guión han tenido que introducir pequeños cambios y modificaciones, porque, por ejemplo, no le ha sido posible conseguir los derechos de autor de la canción de "la sirenita" que tiene un peso importante en el desarrollo de alguna escena; en cambio, esta situación ha servido para introducir en su lugar la película que el personaje de George Meliés rueda en "la mecánica del corazón" en la cual la protagonista es una sirena con dos cabezas ... y bueno, ha sido un recurso que de alguna manera ha servido para homenajear también su propio inventario y recordar ese personaje tan admirado. Como curiosidad tampoco han podido conseguir los derechos de autor de la canción del film "¿Quien engañó a Rogger Rabbit", lo que han usado en esta ocasión deberéis descubrirlo vosotros mismos.

Es denso tratar todos estos temas, pero les pone tanta pasión y fogosidad, que hay que seguir adelante, narrando como fue la creación y la inspiración de "la gran obra" maquinada hasta el momento del autor (aunque nos consta que ya está inmerso en un nuevo proyecto, también esta vez de gran envergadura y con gran carga emocional para él)

    Este rodaje, a diferencia de "la mecánica del corazón" que fue totalmente creado a partir de animación Stop-motion, también ha contado en cierta medida con esta recreación. Tanto la crecida del río como el libro de los sorpresivos están hechos con esta técnica para dotar de un mayor realismo a la narración. Se han incluído sepias y calamares danzando por el metro parisino, el libro pop-up, que aún tratándose de un libro real, confeccionado a mano y escrito por el propio Malzieu, había que dotarle de la magia que transmite todo la sabiduría que encierra. Ha sido complicado encajar todo esto, pero finalmente el resultado ha dado lugar a un gran imaginario propio, donde se cuelan los grandes referentes del autor, Miyazaki, Roal Dahl, Tim Burton .... se alimenta, nos dice, del trabajo de los demás; se declama narrador de historias, escritor, realizador, compositor de canciones, pero es consciente que se nutre del trabajo de los demás. De sus propias experiencias vitales, sí, pero tambien del resto de escritores, músicos y relizadores que le rodean.

    No tiene jerarquía en cuanto a la calidad de arte, igual le gusta la gran literatura, como que abraza el feísmo. Todo tiene cabida en el universo de Mathias Malzieu: Chaplin, Bjork... le da igual que lo entendamos o no; no hay snobismo en sus palabras, no hay niveles.... lo único que encuentra, y nos conmina a encontrar, es la emoción que pueda inspirar.

    Volvemos a las emociones, a lo importante que es luchar por una ecología emocional, a lo importante que es para él, tanto como autor como persona el volverse a emocionar, a enamorarse, a tener la capacidad de maravillarse, de ser aventurero, de dejarse llevar. Por eso hace lo que hace como lo hace. No hay que dejar de ser un niño... y vuelve a venir a mi mente la primera imagen que me recordó, allá por el año 2016, cuando le entrevisté por primera vez... vuelvo a ver la encarnación de "El principito", pero esta vez más maduro, con las ideas más claras.... ya lo dice él mismo.... "empiezo a vovlerme gato viejo". Habla de crear magia de la misma manera que creaban los cielos en las primeras películas, poniendo una tela negra, haciéndole agujeritos y dejando que traspasara la luz a través, en forma de estrellas .... esa magia infantil.... a eso tenemos que volver.... para eso escribe....

    No es de dar consejos, no gusta de ello, si acaso, nos anega a lanzarnos al  mar; a hacer y escribir sobre lo que nuestro corazón tenga dentro. Somos nostros quienes decidimos.  Pero sobre todo a no desfallecer, aún sabiendo que habrá momentos en que la brújula parezca que se vaya a romper y nos vayamos a dar contra las rocas; aunque se nos haga de noche, con frío; aunque lleguen momentos en que creamos que no sabemos hacer nada; debemos enamorarnos de nuestras ideas, de nosotros mismos, dejar que sean esos pensamientos los que no nos hagan abandonar.

    Tanto el libro como la película tienen un mensaje claro: Todo el mundo pasa en algún momento de su vida por un duelo, no necesariamente un duelo amoroso, pero en lugar de encogernos tenemos que tener el coraje de empezar de nuevo. Igual que Gaspard, que estando traumatizado por un gran abandono, tiene el coraje de enamorarse de una sirena, a sabiendas, que aún siendo correpondido, no va a ir más allá de las tres noches que ella puede estar en el medio terrestre... porque ella, que no ama, que ha matado a tantos hombres, que tiene una gran sed de venganza, también se ha enamorado de él, pero su lugar está en el mar.

    Si nos quedamos en casa no nos pasa nada, pero cuando nos arriesgamos a amar, que es el más bonito de los riesgos, a riesgo de sufrir, puede que tu corazón estalle; pero es en ese preciso momento cuando estás más vivo. Posiblemente, si volviera a escribir "la mecánica del corazón" hubiera hecho todo lo posible para buscarle otro final a Jack. Nunca se sabe.

 

 

Comentarios:

No se encontraron comentarios.
 

© 2018 Todos los derechos reservados. Ross Goose

Creado con Webnode